Blog de Microcemento

¿Cómo se realiza la aplicación del microcemento?

¿Cómo se realiza la aplicación del microcemento?

Planificación, limpieza y preparación.

El microcemento es un revestimiento de fácil aplicación, pero siempre es conveniente que sea aplicado por alguien que realmente conozca cómo hacerlo. Y es que si la instalación de este material se realiza sobre la propia superficie ya existente por lo que si no se toman las medidas adecuadas para evitar problemas futuros que acaben provocando grietas o fisuras. Pero ten claro que si se hace correctamente el resultado será impresionante.

La planificación a la hora de aplicar el material supone, por tanto, un 90% del éxito. Por eso es conveniente que te pongas en contacto con un profesional o con alguna empresa que realice especializada y visite tu casa para realizar un estudio de la superficie a recubrir. En principio lo más probable es que no haya ningún problema a menos que lo que quieras revestir sea madera, ya que es el único material sobre el que no se puede aplicar.

Sin embargo, no es importante solamente conocer el material de la superficie existente, sino que también debes tener en cuenta otras cuestiones como el estado de ésta. Y es que para una correcta aplicación la superficie siempre debe encontrarse totalmente limpia y nivelada para evitar que suelo quede desequilibrado que acabe deteriorándose.
Una vez realizado el estudio previo de la zona cubrir, se procede a retirar todos los muebles y objetos de la habitación y a limpiar todos los lugares donde se va a aplicar el microcemento y a preparar bien la zona, asegurando que sea resistente para la aplicación.

Fases de aplicación del microcemento.

Una vez hecho todo esto, ya podrá procederse a la aplicación del microcemento que se divide en varias fases. Para empezar, siempre es conveniente que se dé una capa de imprimación sin importar de qué soporte se trate pues esto favorecerá en gran medida el trabajo y se tardará menos en aplicar la primera capa.

Como consejo, si se trata de aplicar este material en el suelo, siempre e obtendrán mejores resultados si se coloca una malla de fibra de vidrio pues, de esta forma, se evitan las dilataciones y contracciones en la superficie inferior, causantes de las grietas y fisuras. Después de aplicaría una capa gruesa de microcemento. Esta capa será más dura y resistente que la anterior. Una vez acabado, el siguiente paso será la aplicación de unas 3 ó 4 capas más pero esta vez mucho más finas que se lijarán una vez estén completamente secas. Para terminar se sellará con la terminación elegida.

Una vez esté todo listo y pueda pisarse, debes saber que este tipo de material precisa de unos cuidados para que mantenga su aspecto como el primer día. No obstante, no te preocupes porque resulta muy sencillo. Solamente necesitas limpiar con un paño húmedo. Y si quieres que tenga más brillo, siempre puedes echarle cera al igual que se hace con los suelos de madera o terrazo. Lo que si es conveniente que pongas protectores a los muebles para evitar rayar el suelo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies