Mantenimiento del Microcemento

Cuidados del Microcemento en los primeros días tras la instalación.

El microcemento  alcanza en las primeras 48 horas el 60% de sus características mecánicas y de resistencia química, y su curado total se produce a las 4 semanas.

El mayor riesgo de rayado de los pavimentos de microcemento se da en estas  primeras semanas de vida. Es, por tanto, muy importante el cuidado que se le dé al pavimento en ese período para poder disponer de un acabado impecable.

Los 2 primeros días después de la aplicación del microcemento se debe pisar lo menos posible, no se debe limpiar o lavar con ningún producto y  se debe evitar que se derramen líquidos.

Durante el primer mes y sobre todo durante la primera semana, es recomendable proteger el pavimento en la medida de lo posible,  teniendo especial cuidado de no arrastras muebles, y evitando derramamiento de líquidos (ya que la porosidad aun no está cerrada completamente).

Cuidados durante la vida útil del Microcemento.

El mantenimiento del microcemento es muy similar al de un suelo de madera natural.

El lavado se realiza con agua y jabón neutro.

Se recomienda la utilización de felpudo en la entrada de la vivienda o local para prevenir la entrada de arenilla con los zapatos mismo, que es la mayor enemiga de este tipo de suelos.

Se recomienda el uso de protecciones en las patas de mesas y sillas si se van a arrastrar por el suelo, así como que periódicamente se revisen para eliminar los granos de arena que se hayan podido quedar incrustados, y quitarlos o cambiar el fieltro.

Se pueden aplicar ceras autobrillo del tipo a las utilizadas en los suelos de madera.

No se pueden utilizar ningún producto abrasivo (lejías, cepillos metálicos o muy duros, ácidos, disolventes…).

Renovación.

Un suelo de microcemento se puede renovar por un coste y en un tiempo similar al trabajo de acuchillado de los parquets.

Guia mantenimiento Microcemento Resistone pdf