Blog de Microcemento

Antes de poner microcemento

El suelo de microcemento cuenta con muchas ventajas pues además de ser un material económico, cualquiera lo puede instalar, por lo que incluso puede hacerlo tú mismo si eres un poco mañoso. Pero también hay que añadir que entre sus muchas cualidades, este material es capaz de cambiar por completo el aspecto de una estancia y darle un giro de 180º a una estancia con un suelo de microcemento. Por no hablar de que combina con cualquier estilo decorativo y de que puede ser encontrado en muy diversos colores, lo cual hace que pueda ser colocado en cualquier estancia que te apetezca.

Preparación previa a la instalación

No obstante, no se trata solamente de elegir el que más nos guste y colocarlo, sino que antes de hacerlo es necesario realizar un estudio previo para que el resultado sea el mejor. Y es que por ejemplo resulta de vital importancia conocer bien el estado en el que se encuentra el soporte sobre el que va a ser colocado, ya a sea pared, suelo, lavabos, bañeras, muebles, etc.

Pero además es importante que la superficie esté limpia y en buenas condiciones para que el nuevo suelo se adhiera perfectamente, ya que si existen piezas sueltas, el suelo tiene grasa o no está nivelado, más adelante podríamos tener problemas, debido a la mala fijación del suelo. Y es que si la base sobre la que se sustenta el microcemento no es totalmente firme, éste se acabará moviendo y fisurando.

La aplicación del microcemento según el tipo de superficie

Pero además de realizar una preparación previa de la superficie, es conveniente que además, la empresa que vaya a aplicar el microcemento en el suelo realice un estudio para adaptar la misma y evitar problemas en el futuro.

Por ejemplo, en una pared sin lucir y sin alicatar, lo recomendable es que se dé primero una capa de mortero. No obstante, si quieres conseguir el mejor acabado, lo ideal es colocar azulejos que sirvan de soporte y evitar tener que rellenar los huecos de los ladrillos con el microcemento.

En el caso de la tarima flotante, podemos encontrar algunos problemas, pues este material no puede ser aplicado sobe madera debido a cuestiones en cuanto a la diferencia de dilatación por lo que será necesario retirarlo, para llegar a la superficie que se encuentra debajo.

Pero además del tipo de superficie, hay que tener en cuenta la temperatura de esta, ya que esto influye sobremanera a la hora de instalar el nuevo suelo. La temperatura idea siempre debe ser menor 10 grados. Y si vives en un lugar con demasiada humedad, es conveniente que añadas más componente polvo a la mezcla pues de esta forma el proceso de secado será más rápido.

Sin embargo, no te preocupes porque la empresa contratada para realizar el trabajo se encargará de hacer el estudio del suelo y de realizar todo lo necesario para conseguir el mejor acabado posible.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies